Chronic-Logo-Azul-01.png

Cervicalgia

Beneficios de la fisioterapia en el tratamiento del Dolor Cervical o Cervicalgia

La Fisioterapia para el dolor Cervical o Cervicalgia tiene importantes beneficios biológicos.

  • Disminuye considerablemente el dolor en el cuello, favoreciendo un descanso óptimo para el paciente.
  • Facilita la recuperación de la movilidad en la región cervical, previniendo la sobrecarga.
  • Agiliza el proceso de recuperación del paciente, evitando posibles recaídas.
  • Incrementa el flujo sanguíneo y la irrigación de la zona, reduciendo la inflamación de los tejidos y promoviendo una mayor relajación en el área cervical.

Posibles tratamientos de fisioterapia para el Dolor Cervical o Cervicalgia

La fisioterapia para el dolor cervical y las cervicalgias ofrece un enfoque personalizado para abordar las distintas patologías que afectan al paciente. A través de un diagnóstico preciso, se seleccionan las técnicas y tratamientos más adecuados para aliviar el dolor y tratar los demás síntomas.

El dolor cervical abarca todas las molestias que se localizan en el cuello y puede estar relacionado con problemas en las estructuras cervicales, como los músculos, los nervios, las vértebras o los discos intervertebrales.

Comúnmente conocido como “dolor de cuello”, este término engloba el malestar o dolor en la región cervical. Algunas enfermedades asociadas a este tipo de dolor pueden ocasionar síntomas como hormigueo, debilidad y dolor irradiado en el brazo, lo cual se conoce como cérvico-braquialgia.

Muchos pacientes experimentan síntomas específicos, como dolor al girar la cabeza hacia la derecha o la izquierda, o un dolor cervical localizado en un lado. Es fundamental realizar un exhaustivo diagnóstico y una evaluación detallada de los síntomas presentados por el paciente, como mareos, vértigo, hormigueo en la cabeza o en la región cervical, entre otros.

Terapia Manual Ortopédica

La fisioterapia se enfoca en evaluar y diagnosticar las alteraciones en las articulaciones y tejidos blandos que rodean la zona cervical, como los músculos, fascia, cápsula articular, tendones y ligamentos.

Mediante el tratamiento, se aplican diversas técnicas manuales para restaurar las disfunciones tanto en el movimiento como en los síntomas asociados a las lesiones cervicales, como el dolor muscular, cefaleas, mareos, entre otros.

Refuerzo Muscular Propioceptivo. 

A través de la realización de ejercicios de propiocepción, lograremos mejorar el control del movimiento y la función motora de los músculos del cuello. El objetivo es incorporar nuevos patrones de coordinación neuromuscular para brindar al cuerpo un mayor nivel de seguridad fisiológica. En otras palabras, buscamos proporcionar al organismo la capacidad de realizar actividades que involucren el sistema neuromusculoesquelético cervical de manera más eficiente, sin generar sobrecarga ni dolor.

 

Fisioterapia Invasiva

La fisioterapia invasiva comprende un conjunto de técnicas en las que se emplea una aguja sólida para aplicar agentes físicos de forma percutánea en los tejidos musculoesqueléticos. Algunas de estas técnicas son la punción seca, la electrólisis percutánea intratisular, electroacupuntura. Punción seca, Neuroestimulación.

A través del tratamiento de fisioterapia invasiva, podemos abordar casos en los que existe una sobrecarga o contractura muscular severa que no puede ser tratada con otras técnicas.

Diatermia

Forma parte de las corrientes de alta frecuencia y se destaca por su capacidad para generar un calentamiento profundo y prolongado en la zona afectada. Su objetivo principal es reducir el dolor, mejorar la circulación sanguínea para relajar y desinflamar tanto los tejidos óseos como los tejidos blandos (músculos, tendones, ligamentos, etc.) y acelerar el proceso de recuperación del paciente. No todas las corrientes de alta frecuencia logran este efecto al mismo nivel, pero esta técnica en particular ha demostrado ser altamente efectiva en alcanzar dichos objetivos.

Laser de Alta Potencia

LightForce® se basa en la fotobiomodulación, la cual está consolidada por su eficacia en el tratamiento del dolor músculo-esquelético. Este tratamiento se basa en la luz enfocada de los fotones, los cuales penetran en el tejido para incrementar el metabolismo celular, disminuyendo así el dolor y la inflamación y acelerando el proceso de curación.

Magnetolith®

Los campos magnéticos de alta frecuencia ofrecen soluciones a los dolores cervicales provocados por la artrosis y procesos inflamatorios por la profundidad que ofrece, y la solución a dolores facetários y por desgaste oseo y discal.

¿Qué es el Dolor Cervical o Cervicalgia?

Alrededor del 80% de la población experimenta dolor en el cuello o cervicalgia. Los individuos tienen mayor probabilidad de sufrirlo si tienen una ocupación sedentaria y realizan actividades de tiempo libre muy estáticas.

Otra forma común de dolor es la tortícolis, caracterizada por una intensa contractura muscular. Por lo general, se manifiesta como un dolor agudo en el cuello, causado por una posición prolongada no natural durante un período de tiempo prolongado. Biológicamente, se debe a la contracción de los músculos esternocleidomastoideos y/o escalenos, que fijan las vértebras.

¿Posibles causas Dolor Cervical o Cervicalgia?

En la mayoría de los casos, se presenta como resultado de una lesión crónica de larga duración que afecta tanto a la musculatura como a los ligamentos y discos intervertebrales. El dolor puede ser causado por contracturas musculares, distensiones o desgarros en los discos y ligamentos intervertebrales.

Sobrecarga muscular en la zona cervical

La tensión muscular excesiva es una de las principales causas de diversas afecciones musculares y tendinosas en general. Estas tensiones suelen originarse por malas posturas, a menudo relacionadas con una posición incorrecta al dormir, el estrés o la práctica deportiva.

Los músculos más afectados suelen ser el trapecio mayor, el esplenio, los escalenos, el angular de la escápula, los suboccipitales y el esternocleidomastoideo.

En estos casos, mediante la fisioterapia para el dolor cervical, podemos obtener excelentes resultados en el tratamiento.

Sindrome Facetario en las vértebras cervicales

Se producen debido a una tensión excesiva en los músculos que se insertan en esas vértebras, lo que restringe su movimiento fisiológico normal.

Esto provoca irritación e inflamación de las articulaciones facetarias de las vértebras, lo que resulta en dolor referido en las zonas inervadas sensitivamente por las vértebras afectadas (generalmente en la cabeza).

La fisioterapia es una opción efectiva para tratar el dolor cervical causado por bloqueos en las vértebras, ya que reduce significativamente los síntomas.

Bruxismo

Se trata de una condición llamada bruxismo, en la cual las personas aprietan o rechinan los dientes de forma inconsciente mientras duermen o incluso estando despiertos. Esto provoca un desgaste dental en la mayoría de los casos, así como dolor en la mandíbula debido a la sobrecarga muscular de los músculos masticatorios o a la inflamación de la articulación temporomandibular (ATM). Además, es común que las personas bruxistas se sientan cansadas por la mañana después de una noche de descanso.

En muchos casos, el bruxismo también se relaciona con dolor en el cuello o cervicalgia. Esto se debe a la interacción entre los músculos masticatorios y algunos músculos cervicales como el trapecio, el esternocleidomastoideo y los músculos suboccipitales. Además, el bruxismo puede causar otros desequilibrios posturales, dificultad para abrir la boca, migrañas y dolores de cabeza.

El tratamiento específico de fisioterapia de la ATM se enfoca en trabajar la musculatura mandibular, craneal y la región cérvico-escapular. Esto ayuda a aliviar la tensión y el dolor, manipular la articulación temporomandibular para corregir su disfunción, y enseñar ejercicios para fortalecer y relajar la zona cervical. Por lo tanto, la fisioterapia es altamente recomendada para tratar el dolor cervical causado por este tipo de disfunciones.

Protusiones y hernias en los discos cervicales

Es una condición ampliamente conocida. La hernia discal ocurre cuando el núcleo interior del disco vertebral se protruye hacia el exterior, ejerciendo presión sobre estructuras delicadas como los nervios y las raíces nerviosas.

Las hernias discales pueden surgir por causas difíciles de identificar. Resultan de factores más profundos relacionados con el sedentarismo, el esfuerzo excesivo en la parte superior del cuerpo o traumatismos fuertes (como un latigazo cervical intenso).

Cuando el disco intervertebral se abomba sin llegar a romper sus fibras, se denomina protusión, y también puede comprimir la médula espinal y provocar un dolor significativo.

En el caso de la región cervical, se caracteriza por un intenso dolor que se irradia hacia el brazo al realizar movimientos forzados con el cuello.

La fisioterapia para el dolor cervical causado por hernias y protusiones permite obtener un alivio sintomático duradero.

Traumatismo cervical

Es una lesión en la región de la columna cervical que se produce debido a un fuerte golpe o caída. También puede ser causada por una brusca flexión o extensión del cuello. Por lo general, se afectan los tejidos musculares y conectivos, aunque también puede haber lesiones en las articulaciones, discos y fracturas óseas. Estas lesiones suelen ser el resultado de caídas, latigazos o esguinces cervicales.

En muchos casos, esta lesión se vuelve crónica y puede estar relacionada con un accidente. Esto puede provocar la atrofia o debilitamiento de los músculos estabilizadores del cuello.

En estos casos, es común recurrir a técnicas de fisioterapia para el dolor cervical, las cuales proporcionan alivio duradero al paciente.

 

Desviaciones de la zona dorsal

La escoliosis o una desviación adquirida debido a malos hábitos en la zona dorsal puede generar una carga adicional en la columna cervical. Esto ocasiona dolor en el cuello o dolor cervical.

Hasta que no corrijamos estas desviaciones, existe una alta probabilidad de que el dolor reaparezca y se convierta en una condición crónica.

Sin embargo, con la ayuda de la fisioterapia, es posible tratar el dolor cervical causado por este tipo de desviaciones.

Problemas de crecimiento: Síndrome de Scheuermann

Es una desviación excesiva o hipercifosis de la columna vertebral. Es frecuente en niños debido a la mayor elasticidad de los tejidos óseos y al mayor contenido de tejido cartilaginoso.

Espondilosis cervical

Se produce cuando existe una degeneración anormal en el cartílago y los huesos del cuello (vértebras cervicales), lo que ocasiona un dolor crónico. Las personas que suelen estar más propensas a padecer esta condición son aquellas que tienen un alto nivel de actividad física en su trabajo o practican deportes de manera intensa.

Consultar a un especialista que pueda aplicar las técnicas de fisioterapia adecuadas para el dolor cervical permitirá brindar al paciente mayor comodidad y alivio de los síntomas.

Artrosis y artritis cervical

Se presenta cuando el cartílago de las articulaciones de la columna cervical se daña o degenera. Es una condición muy común en personas mayores de 50 años.

En el caso de la artrosis y la artritis cervical, la fisioterapia puede ayudar a disminuir el dolor cervical experimentado.

Estenosis raquídea o Radiculopatias

La estenosis raquídea ocurre cuando hay una reducción del espacio en la columna vertebral, lo que ejerce presión sobre la médula espinal o estrecha las aberturas por donde los nervios raquídeos salen de la columna vertebral y provocan un dolor neural en el caso de la columna cervical se irradiará hacia los brazos.

Reserva una sesión con nosotros

Somos tu clínica de referencia para lograr tu mejoría y recuperación