Chronic-Logo-Azul-01.png

Tratamientos para la Protusión Discal en Fisioterapia

protusion discal

¿Qué es una Protusión Discal?

La protusión discal es una condición donde el material interno del disco intervertebral sobresale hacia el exterior, presionando los nervios cercanos y causando dolor.

Este problema es común en la columna vertebral y puede afectar significativamente la calidad de vida de una persona.

¿Cuáles son los síntomas de una protusión discal?

Los síntomas de una protusión discal pueden variar, pero generalmente incluyen:

  • Dolor en la espalda o el cuello.
  • Entumecimiento.
  • Hormigueo.
  • Debilidad en los músculos.
  • En casos severos, dificultad para mover ciertas partes del cuerpo.

Estos síntomas resultan de la presión sobre los nervios espinales.

¿Se puede curar una protusión discal?

Sí, la protusión discal puede mejorar con el tratamiento adecuado que realizamos en Chronic especialidades, los síntomas pueden manejarse eficazmente mediante fisioterapia avanzada, ejercicios específicos y, en algunos casos, intervención médica.

El enfoque adecuado puede reducir el dolor y mejorar la movilidad.

Tratamientos como la MBST, ejercicio terapéutico, tecarterapia, descompresión vertebral, neuroestimulación ó tratamientos intradiscales en la unidad del dolor con medicina regenerativa son parte de nuestras herramientas para solucionar estos procesos discales.

¿Qué puede causar una protusión discal?

Las causas de una protusión discal incluyen lesiones, envejecimiento, movimientos repetitivos, mala postura y levantamiento incorrecto de objetos pesados.

Entre los principales factores de riesgo adicionales incluyen el sobrepeso, la falta de ejercicio y el tabaquismo, que puede deteriorar la salud de los discos intervertebrales.

Tratamiento en Fisioterapia: Fases para aliviar las molestias

Fase 1: Reducción del dolor y protección

En esta fase, el objetivo principal es reducir el dolor y proteger el área afectada. Se pueden usar técnicas como la terapia manual, tecarterapia, y electroterapia para aliviar el dolor y la inflamación.

La educación sobre la postura el dolor y la ergonomía también es crucial.

Fase 2: Ejercicios para protusiones discales

Una vez que el dolor ha disminuido, se introducen ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la estabilidad de la columna vertebral.

Estos ejercicios pueden incluir estiramientos suaves, fortalecimiento del núcleo y técnicas de estabilización.

tratamiento protusion discal

Otros artículos que pueden interesarte:

Fase 3: Restauración de la función completa

La última fase del tratamiento se centra en restaurar la función completa y prevenir futuras lesiones. Esto puede implicar ejercicios más avanzados, terapia funcional y entrenamiento para actividades diarias específicas.

El objetivo es retornar al paciente a su nivel de actividad normal de manera segura.

Prevenir nuevas lesiones

Para prevenir nuevas lesiones, es fundamental mantener una buena postura, realizar ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad regularmente, y aprender técnicas adecuadas de levantamiento.

Además, evitar el sedentarismo y mantener un peso saludable puede reducir el riesgo de nuevas protusiones discales.

Preguntas frecuentes sobre protusión discal

¿Cómo aliviar una protusión discal?

Para aliviar una protusión discal, es crucial seguir un plan de tratamiento que incluya fisioterapia, ejercicios de fortalecimiento, y técnicas de manejo del dolor.

Mantener una buena postura y usar apoyo lumbar también puede ayudar.

¿Qué ejercicios no debo hacer si tengo una protusión discal?

Si tienes una protusión discal, realmente con un ejercicio bien pautado no debe haber ninguna contraindicación absoluta.

Torsiones bruscas y movimientos de alto impacto sin estar la espalda preparada para ello suele ser lo que se debe evitar. Es importante consultar con un fisioterapeuta para recibir una lista específica de ejercicios.

¿Cuánto tarda en absorberse una protusión discal?

El tiempo de recuperación para una protusión discal varía dependiendo de la gravedad de la condición y el tratamiento seguido.

Puede tomar desde unas pocas semanas hasta varios meses. La adherencia a un plan de fisioterapia avanzada y los ejercicios recomendados son cruciales para una recuperación más rápida.

¿Qué sucede si la protusión discal no se trata?

Si no se trata, una protusión discal puede empeorar, causando dolor persistente, debilidad muscular, y potencialmente daño permanente a estructuras adyacentes.

Es fundamental buscar tratamiento temprano para manejar los síntomas y prevenir complicaciones a largo plazo.

Trata tus protusiones discales en Chronic Fisioterapia

En Chronic Fisioterapia somos expertos en tratar las protusiones discales de nuestros pacientes, realizamos un tratamiento específico adaptados a tu caso para que recuperes la funcionalidad previa y que puedas mejorar tu calidad de vida lo antes posible.

Contacta con nosotros y pide cita para aliviar tus problemas de espalda con nuestros profesionales, ¡te estamos esperando!

Deja un comentario